6 señales de que necesitas depurar tu organismo

Nuestro cuerpo está “diseñado” para eliminar las toxinas y productos de deshecho provenientes de la metabolización de los alimentos y demás estímulos que se nos presenten en nuestro día a día.

No obstante, la mayoría de las veces, nuestro estilo de vida (excesiva comida, falta de actividad física, emociones estancadas, etc…) dificulta ésos procesos de eliminación, con la consiguiente acumulación de residuos tóxicos, especialmente en el colon.

Cuando el colon no funciona correctamente, la masa fecal cargada de toxinas estancadas impide una saludable reabsorción de jugos gástricos y agua, via vena porta, hacia el hígado.

En detrimento de ello se reabsorben «aguas fecales», literalmente.

En nuestro cuerpo se encuentran millones de bacterias que conforman la llamada MICROBIOTA, manteniendo en cada parte de nuestro organismo una especialización formada por mas de mil especies diferentes.

Así pues, tenemos una microbiota intestinal (que es la mas importante y determinante); y además tenemos una microbiota bucal, vaginal, sinusal, etc…

La MICROBIOTA tiene funciones muy importantes en el mantenimiento de nuestra salud, existiendo un delicado equilibrio entre nuestras células y la microbiota,.

Dicho equilibrio se denomina SIMBIOSIS, que es cuando el balance entre ésas bacterias y nosotros es beneficioso para ambos (WIN/WIN).

Cuando ése equilibrio se altera se denomina DISBIOSIS, pudiéndose dar ésa alteración por factores como el estress, alimentación excesiva y no saludables, aguas cloradas, pesticidas, aditivos, etc….

Dicha disbiosis desembocara en un mal funcionamiento de los intestinos, provocando síntomas que describimos a continuación:

1ª. FATIGA EXCESIVA.

El proceso de intentar eliminar excesivas toxinas requiere gran cantidad de energía, por lo que el cuerpo acusará ése desgaste contínuo y nuestra vitalidad será escasa.

2ª. Ganancia de peso.

Ya sea por acumulacion de líquidos, en el intento del organismo de diluir el exceso de toxinas o también las toxinas se pueden acumular en el tejido graso, dificultando su eliminación. Además, cuando el organismo está sobrecargado de toxinas el metabolismo se ralentiza.

3ª Piel apagada, erupciones tipo acné, eccemas, etc.

La piel es el órgano mas grande del cuerpo y es fiel reflejo de nuestra salud. Cuando el organismo no puede eliminar adecuadamente las toxinas que se encuentran en su interior, debido al mal funcionamiento del colon, intentará eliminarlas por la piel, la cual no está preparada para eliminar toxinas de forma masiva.

4ª. Trastornos digestivos. Hinchazón abdominal, gases, digestiones pesadas, estreñimiento alternando o no con diarrea, etc.

Una microbiota intestinal alterada, debido a un estancamiento de materia fecal, habitualmente es la causa de todos éso síntomas, ocasionados por fermentaciones tóxicas.

5ª Falta de concentración.

Una disbiosis también afecta a la permeabilidad intestinal y a la absorción de nutrientes.

Un deficit de vitaminas, minerales, etc.. provocará un mal funcionamiento de nuestro cerebro, pudiendo hacer que se distraiga fácilmente y pierda su concentración.

6ª Mal aliento, excesivo olor corporal.

Una acumulación de toxinas, pueden expresarse a través de las glándulas sudoríparas volviendo el sudor “fuerte” o la saliva, produciendo un aliento maloliente.

Además, ésa acumulación excesiva de toxinas producirá un entorno ácido en tejidos y fluidos corporales, generando un medio ideal para que bacterias patógenas se desarrollen y generen enfermedades.

La conclusión es que, para conseguir un correcto funcionamiento de nuestro organismo necesitaremos:

-1º adoptar una alimentación saludable, con alimentos minimamente procesados.

-2º proceder a una limpieza profunda del organismo  (intestinos, higado y riñones), desparasitar, depurar sangre y linfa.

-3º regenerar la microbiota intestinal con prebioticos y probioticos.

Si quieres mas información de cómo depurar el organismo eficazmente, ponte en contacto con nosotros. Somos especialistas en depuración.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *